“Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos”. (Salmo 128:1)

PASAJE COMPLEMENTARIO: Salmo 112:1-10

La palabra “bienaventurado”, se relaciona con: felicidad, éxito, realización y prosperidad. Esta promesa va dirigida al individuo en particular, pero su cumplimiento, obviamente beneficiará a la familia, llevándole a obtener excelentes resultados: “La familia que teme a Dios y anda en sus caminos, es bienaventurada”.

Pero esta promesa está sujeta a una condición: Temer a Dios y andar en sus caminos. Se da, cuando cada uno de los miembros decide acercarse a Dios para conocerlo, experimenta amor por su Palabra y dispone su corazón para obedecerla. Entonces se cumplirá para esa familia, que:

La mujer: tal como una “vid cargada de frutos a los lados de la casa”, representa bendición, abundancia y prosperidad para los suyos. Los hijos: “como plantas de olivo” alrededor de la mesa, representan la alegría y el colorido del hogar. Ellos hermosean la familia. Son como un hermoso ramillete que engalanan el ambiente familiar.

El varón: es grandemente bendecido. Dios prospera el fruto de sus manos y todo lo que hace, le sale bien. Para que una familia desarrolle estas características, cada miembro necesita comprometerse con nuevas actitudes como:

* Comunión íntima y permanente con Dios

* Asumir con responsabilidad el papel que le corresponde

* Afectar positivamente a los demás miembros de la familia

* Estar dispuesto siempre a amar, a perdonar y a dialogar

* Hacer que se manifieste permanentemente en su vida, el fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22-23).

El éxito familiar depende de cada uno de sus miembros. Cada uno debe ser consciente de que es una pieza importante dentro de esa empresa llamada Familia, y que todo lo que haga, la afectará.Tomemos hoy la decisión de buscar esa bendición familiar, volviendo el corazón a Dios y poniendo por obra lo que dice su Palabra.

HABLEMOS CON DIOS

“Padre bueno, gracias te damos por este nuevo día que nos regalas al lado tuyo, por  permitirnos andar en Tus caminos, por permitirnos buscar Tu bendición para toda nuestra familia, viviendo en Tu corazón y siguiendo Tu palabra, hoy te queremos agradecer por el regalo maravilloso de nuestra familia. Enséñanos a cumplir el rol dentro de ella, y así experimentar armonía y paz. Que nuestra familia en comunión contigo, sea luz y modelo para muchas otras. Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera, su descendencia será poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita, Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para siempre.” Amén.

 

Reenvíelo a quienes usted cree que necesita este mensaje, se lo agradecerá.

Mensaje basado en el devocional  "Llamado a la oración Lolita Cruz de Chamorro”.

rc


Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?