«Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con Él» (2 Crónicas 16:9a)

PASAJE COMPLEMENTARIO: Salmo 73; Proverbios 15:3, Hebreos 4:13

¡Qué verdad tan alentadora la que el Señor nos comunica para vivir este día! Cuánta esperanza y alegría debe brotar de nuestro corazón, al entender y creer las palabras que nos dice hoy.

Sus ojos contemplan toda la tierra, no hay nada que se escape de su conocimiento, ni siquiera el corazón; ese lugar, donde se asientan los pensamientos más íntimos, donde se esconden las verdaderas intenciones y se originan las actitudes determinantes de la vida en los hombres.

El corazón «perfecto» para con Dios es aquel que recibe permanentemente el consejo divino, donde quiera que esté, y en cualquier circunstancia, entonces produce sabiduría y cordura y recibe bendición de Dios, prosperidad y poder.

No será oculto a los ojos de Dios, el hombre íntegro, que hace bien, que se mantiene recto, que conserva derecho su camino, que practica la justicia, que habla la verdad, y que no hace mal a su prójimo; éste estará en pie, no resbalará, no caerá, porque Dios será su escudo, su defensa y su victoria. No vacilemos en mantenernos íntegros en un mundo de engaño y de mentira, para que el poder de Dios sea manifestado a favor de nosotros y de nuestros hijos.

Un corazón perfecto es todo lo que necesitamos; no hombres infalibles, sino hijos dispuestos a obedecer por amor a su padre Dios, que reconozcan su permanente necesidad de Él, y que sujetándosele, puedan experimentar la libertad que les concede para comprometerse con la libertad de otros, pues sólo el que es verdaderamente libre, puede conducir a otros por el camino de libertad.

HABLEMOS CON DIOS:

“Amado Señor  te damos gracias por estar cerca de Ti, por permitirnos un día más en nuestras vidas, gracias por elegirnos para ser parte de tu pueblo escogido. Hoy te pedimos que nos permitas andar por el camino de la justicia y verdad, que podamos ser personas justas que se rigen por tus parámetros. Que la integridad sea una característica en nuestras vidas para que podamos también conducir a otros por el camino de la libertad. Amén”

Reenvíelo a quienes usted cree que necesita este mensaje, se lo agradecerá.

Mensaje basado en el devocional  "Llamado a la oración Lolita Cruz de Chamorro”.

rc


Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?