#construyendofsmilia devociónal del día #guillermorodriguez

MI ALABANZA DE GRATITUD

“Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca, de modo que te rejuvenezcas como el águila.” (Salmo 103:1-5)

PASAJE COMPLEMENTARIO: Salmo 103:1-22

Por lo general existen diferentes formas que la gente usa para recordar las cosas, sobre todo aquellas muy significativas para su vida. Una de ellas es el “diario”. Cuando comenzamos la vida cristiana, comenzamos a escribir un diario que nos recuerde las cosas, favores o prodigios que Dios hace en nuestra nueva vida como hijos de Dios. Allí se escribe todo lo que nos sucedía en el nuevo caminar con el Señor; las cosas grandes y pequeñas. Esto era asombroso porque vamos descubriendo lo maravilloso que es recordar lo que Dios hace por sus hijos. Hoy no llevamos un diario como antes porque tenemos el mejor diario de la vida que es Su Palabra.

El salmo 103 es una exhortación a recordar con gratitud lo que Dios ha hecho a nuestro favor. Y la verdad es que hay muchísimos motivos por los cuales debemos agradecer a Dios, por todos sus actos gloriosos que sin merecerlos recaen sobre nuestra vida. El rey David nos muestra en sus salmos que la forma más grandiosa de hacerlo es por medio de la alabanza; este acto es señal de gratitud. Así como David tenía suficientes motivos de gratitud con Dios, nosotros igualmente los tenemos. Cada día tiene que haber en nuestro corazón el agradecimiento que exprese el alma por todos los actos gloriosos de nuestro Padre Dios.

Algo muy importante que no podemos olvidar, es alabar a Dios cuando las cosas no están del todo bien, hacerlo en medio del problema o la dificultad, trae fortaleza y paz a nuestra vida, pues Dios nos recuerda que nada hay imposible para Él. Por difícil que sea nuestra vida, siempre tendremos cosas lindas que contar.

Nosotros somos frágiles, pero el cuidado de Dios es eterno. ¡Sus bondades nunca faltan!

HABLEMOS CON DIOS

“Señor, gracias por permitirnos vivir un nuevo día para poder alabarte por lo que Tú haces y eres con nosotros, humildemente te pedimos nos perdones, pues muchas veces no vemos todo lo que nos das; si tan solo reparáramos cada día en tus obras únicas y portentosas, nuestro corazón se llenaría de gratitud por tu amor y por tu fidelidad. Pedimos al Espíritu Santo nos conceda recordar cada día todos tus beneficios y bondades. Porque  el amor de Dios siempre será el mismo; Dios ama a quienes lo honramos, y siempre nos hace justicia Mi Dios es el rey del cielo; es el dueño de todo lo que existe. Tú eres nuestro Dios eterno. ¡Sus bondades nunca faltan!” Amén

Reenvíelo a quienes usted cree que necesita este mensaje, se lo agradecerá.

Mensaje basado en el devocional  "Llamado a la oración Lolita Cruz de Chamorro".

rc

 


Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?