#guillermorodriguez devociónal del día #construyendofamilia

Devocional para hoy, lunes 30 de junio de 2014 

TRES VECES FELIZ

“Bienaventurados los que habitan en tu casa; Perpetuamente te alabarán. Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, En cuyo corazón están tus caminos. Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, Cuando la lluvia llena los estanques.” Salmo 84:4-6

PASAJE COMPLEMENTARIO PROVERBIOS 16:20

La palabra gozo y alegría está relacionada con la felicidad. Todo hombre y mujer busca ser feliz, para eso estudian, trabajan, se casan, se divierten, viajan, etc. todo en busca de la felicidad. Asociamos la felicidad a posesiones materiales, vivir con las personas que queremos, hacer el trabajo que nos gusta… en fin nuestros esfuerzos se orientan a perseguir este fugaz objetivo de la vida.

Si la felicidad del ser humano depende de estas cosas, es fácil entender entonces lo que ocurre si los negocios salen mal, si muere un ser querido, si el dinero se acaba, si perdemos el empleo. Nuestra felicidad y alegría se esfuman y somos fácil presa de la desesperación.

Cuando nuestra confianza no está en las situaciones sino en el Dios que controla todas nuestras circunstancias, descansamos sabiendo que en medio de todo saldremos victoriosos. Así nos los asegura el apóstol Pablo en Romanos 8:28: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”

Dios hace posible que todas las cosas, no solo los incidentes aislados, redunden en nuestro bien. Esto no significa que todo lo que nos pase sea agradable, pero si aprendemos a mirar a Dios, la esperanza y el gozo serán una constante en nuestra vida.

Una vida de excelencia se forja en medio de las dificultades. Excelencia es elegir entre la alegría, la cual es momentánea y viene de las circunstancias cuando estas son favorables, o el gozo, que viene de tener a Cristo en el corazón, buscarlo y poner los ojos en él en todo momento y época.

En situaciones de dificultad, asumamos la actitud de estar gozosos y agradecidos, aunque los resultados no sean acorde con nuestro esfuerzo, aunque lo que hayamos planeado y esperado no se dé. Aprendamos a descansar en el amor y poder de Dios, quien todo lo sabe, todo lo conoce y siempre nos atiende en cualquier necesidad.

HABLEMOS CON DIOS

Gracias Señor por darme a conocer la verdadera felicidad, y hacerme entender que tú eres mi fuente para ser realmente feliz, hoy soy más que feliz, hoy soy la persona más bienaventurada porque te tengo en mi corazón, amén.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?