miércoles, 18 de junio de 2014

#guillermorodriguez Prudencia y sencillez


Jesús sabía que sus discípulos tendrían que enfrentarse a un mundo difícil y hostil, donde tropezarían con los recalcitrantes funcionarios políticos y la intransigencia del orden establecido. Sabía que encontrarían hombres fríos y arrogantes, con el corazón endurecido por el tradicionalismo. Por eso les dijo: «Mirad que os envío cual ovejas en medio de lobos». Y les dio una consigna de acción: «Sed, pues, prudentes como serpientes y sencillos como palomas». Resulta difícil imaginar que una persona tenga simultáneamente las características de la serpiente y de la paloma, pero esto es lo que espera Jesús. Debemos combinar la dureza de la serpiente con la blandura de la paloma: fuertes de espíritu, pero tiernos de corazón. 

tiernos de corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desarrolando hábitos de vida

A George Washington,  primer presidente de Estados Unidos y general al mando de la Continental Army en la Revolución Americana, se le denomi...