sábado, 25 de abril de 2015

como desmantelar la politiquería y dar un cambio rotundo en nuestra sociedad

desmantelar el populismo o politiquería a través de la Educación. El problema con el populismo es que desmantela y comete “crímenes atroces” en contra de las instituciones al reescribir constituciones (me refiero exactamente a las reformas constitucionales que se han llevado a cabo en los países suramericanos) a partir de lo que se califica como los “antojos” de los líderes políticos. 
El populismo es “el atajo con el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible aprovechándose de la miseria de la gente dejando fuera absolutamente toda la razón y la lógica en la toma de decisiones, juega con la necesidad para sencillamente imponer una dictadura”. 
Frente al problema del populismo en América (entiéndase fundamentalmente los gobiernos bolivarianos de Ecuador, Bolivia, Venezuela, Brasil, Uruguay, Colombia, Argentina y Cuba) se debe de luchar para que se garantice la institucionalidad del Estado”.  Uno de los problemas más grandes del populismo es que genera expectativas falsas en la gente a partir de “inventar” derechos, que no son derechos porque derechos solo hay tres. 
“Hay tres derechos fundamentales, inalienables a cada uno de nosotros: 
1. nuestra vida a través de la cual podemos ejercer nuestros proyectos; 
2. nuestra libertad a través de la cual nos podemos expresar, podemos comerciar, podemos trabajar 
3. y por último nuestra propiedad privada.”
¿En qué consiste el crimen del populista? En que, al inventarse derechos, tiene que privar de su propiedad a alguien:
“los otros derechos necesitan de la renuncia previa del derecho de propiedad de alguien más para poder ser otorgado y allí es en donde nuestros gobiernos han falladonSi vamos a dar derechos, de dónde los vamos a sacar y con qué recursos se van a pagar”.
 Hay tantos derechos o formas de derechos como comunidades, tribus, Estados y necesidades humanas. No fue sino hasta 1948 con la Declaración Universal de los Derechos Humanos que una noción de “derechos universales” empieza a reconocerse entre los diversos países  en función de una idea de dignidad humana que se derivó de las atrocidades de las guerras “mundiales”. El derecho es un reconocimiento social al valor que se le atribuye a la persona humana, no son “verdades universales”.
muchos hacen uso de un discurso populista para intentar ganar la simpatía de la población alrededor de su propuesta. Así hay muchísimos grupos; por un lado tenemos una masa muy dispersa, amorfa y heterogénea que exige al Estado salud, educación, servicios básicos, vivienda y seguridad social, amparando sus demandas en la idea de que son sus derechos y el Estado debe garantizarlo. 
El otro grupo exige privilegios al Estado diciendo que el Estado debe ser solo para él, argumentando que únicamente debe brindar seguridad y justicia y reconocer esos tres derechos: vida, libertad y propiedad. Es decir que el Estado se debe a los propietarios, a los comerciantes, a los empresarios y debe cuidar la propiedad de quienes atentan contra ella. Pero, ¿en qué se traduce eso en una sociedad tan desigual? En un Estado policía que cuida las fincas y los negocios de una minoría a costa de la población que no tiene nada. 
“nuestra propiedad es el cumulo de todas las cosas desde el día que nacemos hasta el día que morimos que nosotros podemos lograr”. 
El “populismo” debe conceder derechos porque estos implican que otro tenga que verse privado de su derecho a la propiedad. 
Una buena propuesta comienza por un buen diagnóstico, especialmente si la propuesta pretende resolver los vicios de la situación presente. Algo que tenemos que reconocer, pero no siempre se hace, es que toda mirada y enunciación se encuentra siempre condicionada desde las bases y las herramientas particulares con las que contamos. 
Esas bases van a ser nuestra educación, nuestra formación moral, nuestro lenguaje, nuestras ideas, nuestras experiencias, nuestros intereses, nuestras emociones, etc. y todos esos elementos entran en juego a la hora de interpretar y generar propuestas. Por eso más que buscar una solución fácil o una receta mágica, la tarea es construir un dialogo para que desde las particularidades pueda irse construyendo una respuesta que nos sea propia y no algo que nos sonó bonito de un libro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vives o Sobrevives

Ningún barco está seguro fuera del puerto, pero los barcos se construyeron para navegar los mares, no para buscar la seguridad. Unas persona...