lunes, 4 de mayo de 2015

#construyendofamilia

*Nuestro devocional de Mayo 4 del 2015*

*PALABRAS QUE ENRIQUECEN*

*“El hombre será saciado de bien del fruto de su boca; y le será pagado
según la obra de sus manos” (Proverbios 12:14)*

*PASAJE COMPLEMENTARIO: Colosenses 3:16-17; 4:6*

*Dios nos ha dado preciosos dones y uno de ellos es el de poder sembrar y
preparar con anticipación aquello que anhelamos vivir*. Sin embargo, hay
muchos que no hacen una siembra adecuada, pues no realizan su mayor
esfuerzo ni escogen la mejor semilla. Olvidan que *hay un Dios justo, para
recompensar a cada uno según lo que haya hecho.* *Conocer a Dios es estar
completamente seguros de que no nos dará nada gratis, pues las mejores
cosas de la vida y las que más valoramos, son aquellas que nos han
requerido gran esfuerzo y nos han merecido gran disciplina y dedicación. *

*Todo lo que hagamos, todo lo que digamos, tiene un efecto y trae una
consecuencia. Según haya sido la semilla, así será el fruto. Ni siquiera
las palabras, las cuales pensamos que se las lleva el viento, estarán
exentas de juicio y valoración según la intención con la que fueron
pronunciadas y el efecto que causaron. Así que cada día tenemos la
oportunidad de sembrar lo correcto. La Biblia nos insta a sembrar con
palabras y acciones, lo excelente, lo mejor. “Porque: El que quiere amar la
vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal y sus labios no hablen
engaño” (1 Pedro 3:10) nuestras palabras son joyas que adornan la vida.*

*Como nuestras palabras son concebidas y producidas en la mente, para luego
ser manifestadas a través de nuestros labios, debemos procurar tener
dominio propio sobre nuestros pensamientos primeramente, y segundo, sobre
la manera cómo vamos a expresarlos. Aprendamos de la palabra de Dios ocho
filtros, a través de los cuales podemos depurar nuestros pensamientos y
palabras, de tal manera que edifiquen y produzcan bendición:*

*El filtro de la verdad, la honestidad, la justicia, la pureza, la
amabilidad, el buen nombre, la virtud, y por último, sólo pensar o decir
algo digno de alabanza para Dios (Filipenses 4:8)*



* HABLEMOS CON DIOS **“Padre, gracias por este nuevo amanecer que nos das a
nuestras vidas, gracias por enseñarnos que lo que vivimos hoy es
consecuencia de lo que dijimos o hicimos ayer, y que hoy tenemos la
oportunidad de sembrar lo mejor para el mañana. Que tu Santo Espíritu nos
llene de poder para hablar y hacer siempre lo que edifica, lo que
construye, lo que enriquece a otros; pues esto mismo nos permitirás
cosechar en todos los aspectos de nuestras vidas. Permítenos Amado Padre
que todo lo que hagamos o digamos, lo háganlo como verdaderos seguidores
del Señor Jesucristo, que nuestros actos edifiquen, produzcan bendición y
dándole gracias a Dios por lo que Cristo ha hecho por nosotros. Amén”*

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin crisis la vida es rutina

Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Damos lo mejor de nosotros cuando afrontamos desafíos. Es ...