Devociónal Junio 14

EL CARÁCTER MÁS EXCELENTE

“Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis. 15Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran” (Romanos 12:14)

PASAJE COMPLEMENTARIO 1CORINTIOS 13

La tolerancia es un tema de mucha actualidad, pues nunca como hoy por falta de ésta, se está fomentando la violencia, la discriminación y la injusticia. La Tolerancia es una virtud que los cristianos debemos poner en práctica. Tolerar es mirar a los demás con amor, comprensión, paciencia y respeto, es esperar lo mejor dando lo mejor de nosotros mismos.

Cuando somos intolerantes con la personas, se va a crear un ambiente en las relaciones bastante tenso y vamos a expresar con palabras, gestos y acciones fuertes, lo que nos desagrada sin medir las consecuencias de lo que va a suceder

Para desarrollar tolerancia, se requiere que el carácter de Cristo, como sea formado en nosotros. En la medida en que entregamos nuestra vida a Cristo somos transformados por él a través de la renovación de nuestro entendimiento. Transformar, significa “cambiar de forma”, de tal manera que nuestro carácter cada vez se parezca más al de Cristo. Esta transformación se da desde el interior de nuestro corazón y se manifiesta en nuestra forma de ser y de actuar, sobre todo en nuestras relaciones interpersonales.

Nuestro gran modelo de amor y tolerancia es el Señor Jesucristo. La gente lo seguía porque encontraban en Él aceptación, aprobación y aprecio (amor). Estos tres elementos le llevaron a ser un hombre modelo, molde y ejemplo en relaciones interpersonales. En los evangelios encontramos cómo él se relacionó con todo tipo de personas sin importar su raza, origen o condición.

En una ocasión abordó a una mujer Samaritana. Los Samaritanos eran rechazados por los judíos pues los consideraban de raza impura o inferior. Hablar con una samaritana era degradante, pero Jesús lo hizo. En otra ocasión se detuvo a hablar con un publicano, llamado Leví o Mateo. La profesión de publicano era aborrecida por los judíos, pues eran cobradores de impuestos en nombre del Imperio Romano, y continuamente abusaban y estafaban a la gente.

La Biblia tiene muchos ejemplos que nos muestran que Jesús vino a manifestar el amor de Dios a todo tipo de personas, y es precisamente conocer y experimentar su amor lo que nos capacita para amar y tolerar a las personas con las que compartimos.

HABLEMOS CON DIOS

Espíritu de Dios te ruego en este día que tomes mi corazón y lo llenes de tu amor, enséñame a amar como tú lo haces, enséñame a ser paciente con los débiles en la fe, y sobre todo dame tus ojos para verlos como los ves Tú. Gracias Señor, amén.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?