domingo, 23 de octubre de 2016

Devocional Octubre 24

MODELO, MOLDE Y EJEMPLO

“Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis” (Juan 13:15)

PASAJE COMPLEMENTARIO: Juan 17:1-26; Efesios 5:1-20

Ningún hombre ha impactado tanto con su ejemplo de vida como el Señor Jesucristo. Los años han pasado y aún hoy, la humanidad entera sigue siendo transformada por su amor incondicional. Muchos de su época buscaron reprocharle, incluyendo religiosos y políticos, buscaban cualquier ocasión para criticarlo y juzgarlo, pero nunca lo lograron, pues el Señor siempre vivió bajo los principios de su Padre.

Es por eso que Jesús con toda autoridad nos dice: “ejemplo os he dado”. Vivamos de tal forma que sigamos las pisadas de Jesús, siendo como Él, actuando siempre como Él. Este es también el deseo del Padre cuando dice: “Este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:17), y “Este es mi Hijo amado; a él oíd” (Lucas 9:35). Dios quiere que al ser formado Cristo en nuestra vida, podamos impactar para bien como lo hizo su Hijo, en todos aquellos que nos rodean, como nuestro cónyuge, hijos, padres, compañeros de trabajo, amigos, etc. ¡Que bueno es cuando logramos dejar huellas o marcas de bendición en todos ellos!, a tal punto que también ellos quieran ser como nosotros.

Ahora, alcanzar este estilo de vida, no es fácil en nuestras capacidades y en nuestras propias fuerzas; esto sólo es posible cuando rendimos nuestra vida al control del Espíritu Santo quien entonces moldea y talla el carácter de Cristo en cada uno de nosotros, pues su gran propósito es glorificarle haciéndonos como Él. Sólo así lograremos sembrar la buena semilla en otros, para cosechar también en ellos los mejores frutos.

Para saber si un árbol es bueno o malo, solo hay que mirar sus frutos, lo mismo sucede con las personas, solo hay que conocer sus vidas. Nuestro comportamiento, siempre dejará una enseñanza para nuestros hijos y para los demás, sea para bien o para mal. Concientes de esta realidad, debemos esforzarnos en la búsqueda y permanencia del Señor, quien nos habilita para ser ejemplo dentro y fuera de nuestro hogar; como nos aconseja sabiamente Pablo en Tito 2:7-8 “presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros”

HABLEMOS CON DIOS:

“Señor me acerco en oración para darte gracias por todas tus enseñanzas, por la forma como asumiste la vida al venir a la tierra, dejándome el mejor ejemplo que yo pueda seguir. Enséñame a vivir como se vive en el Reino de los Cielos, y que siempre me disponga a ser ejemplo para los que me rodean. Muchas gracias. Amén.”



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación? La inflación es un fenómeno económico que genera que los precios de los bienes y servicios ...