sin el equipo correcto, las empresas no arrancan.



¿Qué tienes que hacer para formar el equipo perfecto? ¿Cómo te libras de la gente que atrasa tu empresa? ¿Cómo vas a encontrar y atraer a los empleados con el talento y la actitud que tu negocio necesita para despegar?
La respuesta es sencilla: necesitas convertirte en un líder primitivo.
Esto lo dijo el psicólogo y gurú de negocios Daniel Goleman en uno de sus libros más interesantes. La gente sigue a los líderes normales porque está obligada o acostumbrada a hacerlo. La mayoría de los jefes de empresa son así: sus empleados los obedecen por el dinero, no por su liderazgo.
El líder primitivo es el que logra recuperar las primeras razones por las que los hombres empezaron a seguir a otros hombres: porque confiaban en ellos, porque sabían que ellos eran los mejores para guiarlos. Y he aquí la otra clave: las personas no siguen a los líderes por su capacidad intelectual o su talento, sino por su buen manejo de emociones.
Desde el principio de su carrera, Goleman se dio cuenta de que no basta tener inteligencia y esfuerzo para triunfar en los negocios. Se necesita una fuerte inteligencia emocional para ejercer el liderazgo que implica ser dueño de una empresa.
Se los hemos dicho mil veces en nuestros canales: sin el equipo correcto, las empresas no arrancan.
Estas son las cinco cualidades de inteligencia emocional que todo buen líder primitivo debe dominar para formar y manejar el equipo que necesitan:
1) Conócete (self-awareness)
Esto es lo más básico. Si no sabes lo que sientes, qué lo causa y dónde están tus límites no vas a poder trabajar a ningún nivel, mucho menos a nivel empresarial. Se recomienda enfoque y mucha sinceridad contigo mismo para conseguir esta cualidad.
2) Contrólate (self-control)
Goleman resumió la importancia de esta cualidad en una línea: «El autocontrol emocional (retrasar la gratificación y reprimir la impulsividad) están detrás de cualquier tipo de logro». Así de simple. Si no eres capaz de aguantarte y planear para obtener beneficios a largo plazo, el mundo de los negocios no es para ti.
3) Ten hambre (motivation)
Las dos anteriores te ayudan a saber cómo trabajar bien. Esta es para que sepas por qué trabajar bien. Ya hablamos aquí sobre la importancia de las crisis para un negocio. Tener los ojos bien puestos en el objetivo y la determinación constante para obtenerlo es clave para no hartarse a la primera que no obtienes lo que quieres.
4) Entiende (empathy)
Esta cualidad es importantísima para un líder primitivo. Tienes que saber lo que siente, lo que quiere y a veces lo que piensa el otro para poder lidiar bien con él. La empatía te ayuda a entender los intereses y encrucijadas de clientes, empleados y socios por igual. Lo dijo Goleman: «El liderazgo no tiene que ver con el control de los demás sino con el arte de persuadirlos para colaborar en la construcción de un objetivo común».
5) Relaciona (social skills)
Este ni siquiera tiene que explicarse y es basiquísimo. Si no sabes hablar con las personas y establecer relaciones de distintos tipos no vas a poder armar el equipo y la estructura que una verdadera empresa requiere.
Así que ya lo sabes. Conócete, contrólate, ten hambre, entiende a los demás. Sólo así podrás ser un líder primitivo con el equipo y la estructura que tu empresa necesita.
Sígueme leyendo, lYo sigo aquí, en el único lugar donde te enseñamos a ser un líder como de los que ya no hay.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?