Frases de Henry Ford, un genio para los negocios

Henry Ford, fundador de la compañía Ford Motor Company, es uno de los hombres de negocios más importantes de la historia. Sus ideas y visión le permitieron revolucionar la industria automovilística y ser pionero en el uso de la producción en cadena.
Llegó a ser uno de los hombres más ricos de Estados Unidos y a lo largo de su vida registró 161 patentes. Era un empresario con una visión global a pesar de que su educación fue bastante pobre.
El éxito de Henry Ford como empresario es algo sin precedentes. Su mentalidad era la de un ganador, tanto así que su historia aparece en una de las obras más populares de Napoleón Hill.

Las mejores frases célebres de Henry Ford



Frases Henry Ford
Quiero compartirles algunas de frases que encierran los principios que le permitieron a Henry Ford convertirse en uno de los más importantes líderes empresariales de la historia. En cada una de las frases podemos apreciar su inmensa habilidad para los negocios.
"Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto"
"Fracasar es la oportunidad de empezar de nuevo de una manera más inteligente"
"Todo aquello que tu mente puede concebir, es alcanzable"
"Si hubiera preguntado a mis clientes qué necesitaban, hubieran dicho un caballo más rápido"
"Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio"
"Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan"
"Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá sea ésta la razón por la que haya tan pocas personas que lo practiquen"
"No encuentres la falta, encuentra el remedio"
"Nosotros exigimos que nuestros hombres hagan lo que se les diga. Nuestra organización es tan especializada y todas sus partes dependen de las otras de tal modo que es imposible pensar en dejar a nuestros obreros hacer lo que quieran. Sin la más rigurosa disciplina llegaríamos a la confusión más extrema"
"Calidad significa hacer las cosas bien incluso cuando nadie te está mirando"
"El empresario no paga los sueldos. El empresario solo gestiona el dinero. El cliente es quien paga los sueldos"
"El dinero es como un brazo o una pierna: o se usa o se pierde"
"Si el dinero es tu esperanza de independencia nunca la conseguirás. La única seguridad que un hombre puede tener en este mundo es una reserva de conocimiento, experiencia y habilidad"
"Los hombres superficiales creen en la suerte y las circunstancias. Los fuertes creen en las causas y sus efectos."
"El secreto de mi éxito está en pagar como si fuera pródigo y en vender como si estuviera en quiebra"
"Imposible, significa que no has encontrado la solución."
"Los obstáculos son esas cosas espantosas que ves cuando apartas los ojos de tu meta" 
"Nadie cambia si no siente la necesidad de hacerlo."
"El dinero no cambia al hombre, simplemente lo desenmascara. Si un hombre es naturalmente egoísta, avaro y arrogante, esto se manifiesta con el dinero"
"Cuando pensamos que el día de mañana nunca llegará, ya se ha convertido en el ayer"
"Cuando todo parezca estar en tu contra, recuerda que los aviones despegan con el aire en contra, no a favor"
"La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos"
"A ningún hombre debe obligársele a hacer el trabajo que puede hacer una máquina"
Un periódico de Chicago tachó de ignorante e inculto a Henry Ford, situación que llevó al empresario a iniciar una demanda en contra del periódico, que luego terminó en un encuentro cara a cara entre el empresario y los abogados del periódico que buscaban demostrar que Ford no tenía estudios.
El juicio estuvo lleno de preguntas de cultura general tales como "¿cuántos soldados enviaron los británicos a las colonias americanas para detener la rebelión de 1776?" a lo que Henry respondió que no conocía la cantidad exacta de soldados, pero que seguro enviaron más de los que volvieron.
En este juicio, Henry Ford proclamó un discurso que cambió la visión de todos los presentes. A continuación, te cito el discurso en mención:
"Me están haciendo preguntas acerca de conceptos que no tienen utilidad práctica ni en la vida ni en los negocios y que únicamente muestran que los conocedores de esas respuestas son personas con mucho tiempo libre. Si quiere continuar con este tipo de preguntas inservibles, déjeme recordarle, señor abogado, que en mi empresa dispongo de "botones" que, ante una pregunta, sea del tipo que sea, apretando el botón adecuado, vendrá en mi auxilio una persona capaz de responder a cualquiera de las preguntas que usted desee hacerme. Como empresario no debo saber de todo y me conformo con rodearme de personas que complementan excelentemente sus conocimientos para conseguir que mi empresa esté en el puesto que está".
El final de esta historia es que Henry Ford ganó la demanda y todos los presentes se dieron cuenta de que tenían en frente a un hombre muy inteligente... ¿Tú qué opinas?

Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?