Tienes dos opciones: Tirar la toalla o seguir adelante. ¿Qué camino vas a tomar?

Voy a tomar ahora como ejemplo el de todas las empresas, profesionales e individuos que se han dejado de historias, han salido a la calle durante el confinamiento y lo han dejado todo luchando contra esta pandemia. Todos, en todas las áreas.
Quiero que te fijes un momento en cada uno de ellos y veas cómo han sido capaces de dejarlo todo a un lado, incluso arriesgando sus propias vidas para ofrecernos a todos nosotros la atención médico sanitaria que nos hiciera falta, para que pudiéramos contar en nuestras casas con todos los productos necesarios para cubrir nuestras necesidades más inmediatas, incluso aquellos que, de mejor o peor manera, nos han mantenido informados cada día acerca del avance de la enfermedad en nuestras respectivas comunidades.
Ellos, seres humanos como nosotros mismos, sintiendo el mismo miedo y corriendo el peligro de contagiarse, poniendo en riesgo sus vidas y las de sus familiares, han decidido sacar el pecho y tirar para adelante.
Los mejores gerentes del mundo se preparan para enfrentar las situaciones difíciles. Las fáciles las puede manejar cualquiera. #JuntosSaldremosAdelante
Miedo y la frustración
Y estoy 100% seguro de que ese es el ejemplo que tenemos que seguir: Sacar el pecho y seguir adelante.
Porque si ellos, que están sufriendo tanto como nosotros, lo están dando todo para enfrentar la crisis y frenar el avance de esta peligrosa enfermedad, entonces a nosotros nos toca poner manos a la obra, dar la cara como profesionales, emprendedores y empresarios que somos para que la economía, no solamente la de nuestro país sino la del mundo entero, se reactive tan pronto sea posible.
Sin duda alguna: Serán días muy difíciles y extraños. Ni qué decirlo.
Te dominará la incertidumbre. 100%.
Tendrás que calcular al milímetro cada paso que des. Totalmente.
Tendrás que comenzar por revisar tus estrategias y ver si lo que hacías antes te funcionará ahora. Necesariamente.
Pero nada de esos nos servirá para negar que nuestro país, la sociedad en que vivimos y el mundo mismo, estarán contando con todos nosotros, profesionales, empresarios y emprendedores, para que pongamos todo nuestro mayor esfuerzo para reactivar nuestros negocios y, colaborando unos con otros, superar los duros tiempos que aún están por venir, y hacerlo de la mejor manera posible.

Hoy más que nunca tenemos que decir: En nuestra unión está toda nuestra fuerza.

Creo que todos hemos sido testigos de lo mismo: Esta situación por la que hemos pasado, la que nos ha tocado vivir,  nos ha permitido darnos cuenta de que estábamos poniendo algunas cosas en los sitios incorrectos. Como sociedad, como pueblo, incluso como raza humana, nos hemos dado cuenta de que hay cosas a las que no les estábamos dando el valor que justamente se merecen: Nuestros mayores, las personas más vulnerables, los profesionales del sector sanitario, la inversión en ciencia e investigación, etc.
Gracias a Dios muchas de estas cosas han recuperado el justo valor que deben tener dentro de la sociedad como un todo, si es que queremos estar mejor preparados para enfrentar una situación igual que esta en el futuro.
Por todos lados, en redes sociales, en plataformas de todo tipo, escuchas personas compartiendo sus reflexiones más personales con respecto a lo mucho que esta situación les ha ayudado a acercarse a sus seres más queridos, sus hijos, parejas, padres, amigos, etc. Hemos aprendido a valorar esas pequeñas cosas que antes nos pasaban simplemente desapercibidas.
Yo me atrevería a decir que hemos crecido un montón como personas, como seres humanos y como sociedad.
Por esta razón te invito a que aproveches todo este tiempo que tienes libre ahora para reagruparte, para organizar tus ideas, para planificar un poco, para poner las cosas en orden y para mirar de qué manera vas a recuperar el ritmo que tu negocio traía antes de este parón obligatorio.
La diferencia entre los ganadores y los triunfadores es la forma en que reaccionan ante una situación como esta.
Ten siempre en cuenta que la diferencia entre las personas es la forma en que reaccionan ante la misma situación: para algunos el miedo es electrizante, los hace entrar en shock, los paraliza y terminan huyendo despavoridos. Otros simplemente tiran la toalla y se dan por vencidos.
Otros, a pesar del miedo que sienten, deciden armarse de valor y seguir adelante, con mucha precaución, claro que sí, pero hacia adelante, con la plena confianza de que todo va a salir bien.
O por lo menos sabiendo que, si no reaccionan, se quedarán atrás.
Por eso organízate, prepárate, revisa todas las cosas que puedes hacer, replantéate y revisa tus estrategias si es necesario, dale una vuelta a tus objetivos, analiza como la situación ha afectado tu mercado, valora qué nuevas oportunidades te ofrece el entorno y sigue adelante.
No te paralices. Todos necesitamos que el mundo siga adelante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS” (Teoterapia)

Los propósitos de Dios son perfectos

¿Qué es y cuáles son las causas de la inflación?