domingo, 4 de julio de 2021

Ata tu Vida a un Objetivo y Trasciende

El sentido de Valor de la Vida y la posibilidad de trascender en ella más allá de los límites estrechos que plantea la existencia física depende de la capacidad de atar la vida a un Objetivo.

Albert Einstein decía: “Si quieres vivir una vida feliz, átala a un objetivo, no a las personas o a las cosas”.

Son muy pocas las personas que trascienden mas allá de su natural marco de espacio y  tiempo, muy pocas aquellas a quienes la historia y el interés colectivo les debe básicamente algo. Esto se debe a que la mayoría de los hombres desarrollan su vida en función de las personas y de las cosas.

Desafortunadamente las cosas y las personas tienen carácter transitorio y por ello alcanzan significado y sostén para la vida en tanto existen, produciendo luego un  vacío doloroso. A las personas les cuesta entender  que en esencia sólo pueden considerarse dueñas de su propio destino, de su capacidad de ser y de hacer; el resto de las cosas y de las personas que acompañan el viaje son producto de esto, no causa o motivo. Por la capacidad de ser y de hacer, la vida premia al hombre con cosas que llega a poseer y personas que las comparten con él. La relación no es inversa.

Ata tu vida a un objetivo

Existen leyes naturales en la vida que no pueden desconocerse, y dos de ellas explican la afirmación de Einstein:

La primera está asociada a las “cosas” pues ellas se encuentran sujetas a la regla básica de “ganar y perder”. En la vida se gana y se pierde proporcionalmente; nadie está predestinado a ganar siempre o a perder en todos los casos. La victoria se explica en la capacidad de sobreponerse a la derrota. No gana quien no ha perdido y no pierde quien no ha ganado alguna vez. Lo maravilloso se encuentra en encarar y sostener la dinámica con naturalidad y con buen ánimo, lo estimulante es encarar el juego con la intención específica de ganar o de aceptar la derrota como beneficio para un futuro inmediato. Lo que tiene valor es el proceso y no el fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin crisis la vida es rutina

Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Damos lo mejor de nosotros cuando afrontamos desafíos. Es ...